Deja un comentario

Conceptos relacionados con el campo semántico del poder: el caso de ostentar y detentar

mariademolina

María de Molina

Las investigaciones que tratan cuestiones relacionadas con el ámbito de la autoridad y el poder en el Siglo de Oro suelen recurrir a palabras y sintagmas tales como monarquía, política, privanza, razón de Estado, diplomacia, tiranicidio o conflicto bélico, entre otros. En principio, su uso no supone demasiados problemas.

   Sin embargo, hay otros significantes pertenecientes al campo semántico de la autoridad y el poder que sí pueden ser algo más guerreros. O con los que yo al menos he entrado en conflicto bélico… Se trata, en concreto, de los verbos ostentar y detentar, que hasta el momento consideraba sinónimos, cuando, en realidad, presentan un significado opuesto.

   Así, el verbo ostentar queda definido en su tercera acepción por el DRAE (solo en su versión digital, correspondiente al avance de la vigésima tercera edición) como ‘Tener un título u ocupar un cargo que confieren autoridad, prestigio, renombre, etc.’. Por su parte, el verbo detentar tiene como primera acepción ‘Retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público’.

   A partir de ahora, por tanto, y teniendo en cuenta estas acepciones, tendré que afirmar, por ejemplo, que María de Molina, modelo de buen gobernante, ostenta el poder, pero que la impía Jezabel, antítesis de aquella, lo detenta. Cosas del poder…

JEZABEL

Jezabel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: